Conexiones a Internet por cable

Cuando pensamos en los tipos de conexión a Internet más habituales en nuestros hogares, lo primero que nos viene a la cabeza suele ser el router. Sin embargo, debemos tener en cuenta que la fibra óptica y el ADSL no son equivalentes entre las distintas soluciones de Internet residencial.

Si se pregunta cómo se llama el cable de conexión a Internet que prácticamente todo el mundo tiene en casa, probablemente piense en cable Ethernet, aunque en realidad existen varios tipos de conexiones a Internet (coaxial, par trenzado, fibra óptica, etc.), pero una de las conexiones más populares en los hogares para conectar ordenadores, televisores y videoconsolas a la red es la conexión Ethernet.

ADSL

Nuestros hogares tuvieron ADSL por primera vez en los años noventa. Aunque se utilizó mucho y ha habido numerosas versiones de ADSL (ADSL, ADSL 2, ADSL 2+) que han mejorado la anterior, cada vez es menos habitual a medida que se generaliza la fibra óptica.

Fibras ópticas

En materia de telecomunicaciones, la fibra óptica ha sido una de las grandes revoluciones de los últimos años. Con la fibra óptica, podemos obtener toda la velocidad contratada en nuestras casas, lo que no era posible con el ADSL debido a las pérdidas de potencia en el trayecto.

RTPC y RDSI

Red Telefónica Conmutada (RTC) y Red Digital de Servicios Integrados (RDSI), una de las primeras redes de cable con conexión a Internet. Ya no son relevantes, pero es importante recordarlas como precursoras de la Internet moderna.